Noticias

Cómo comprar y ahorrar en un desguace
[leer noticia]
En momentos de crisis hay que ahorrar de todos los lados y en el coche también, aunque no es aconsejable hacerlo con elementos de seguridad. Cada día son más los automovilistas que acuden en busca de repuestos a los desguaces.

Los Centros Autorizados para el Tratamiento de Vehículos (CATV) compran continuamente automóviles siniestrados, procedentes de aseguradoras o particulares, y coches entregados en concesionarios y “descartados” por éstos. Los despiezan hasta el esqueleto, poniendo a la venta sus componentes recuperables, mientras el resto es pasto de la prensa hidráulica: quedan “hechos papilla” para el posterior fundido de su metal. Y es que, afortunadamente, gracias a los nuevos materiales y los modernos procesos de recuperación, los vehículos son reciclables al 96% desde hace unos 10 años.

Los modernos desguaces son muy distintos de los de antaño. Ahora no apilan los coches y el interesado tiene que trepar para llevarse una puerta. Los principales CATV del país cuenta con páginas web donde ofertan sus productos e, incluso, vende a través de internet. Frente a los centros autorizados, existen otros que no están regularizados en los que no se puede pedir responsabilidades de lo que hemos comprado. Y es que los recambios, aunque de desguace, tienen garantía de un mes a un año, dependiendo de la pieza.

En cualquier caso, si alguna pieza da problemas deben devolver el dinero, cambiar el producto o, en algunos casos, dar un vale para canjearlo cuando tengan el recambio correcto. Para encontrar centros de tratamiento que ofrezcan este servicio, es mejor acudir a uno con sello distintivo de calidad, como el de la Asociación Española de Desguaces y Reciclaje del Automóvil (AEDRA) o el de la Asociación Española para el Tratamiento Medioambiental de los Vehículos Fuera de Uso (SIGRAUTO).
[-]

 

Se reduce el número de desguaces
[leer noticia]
En la actualidad hay un 83% menos de talleres de desguace en relación a 2002. Ello se debe a una normativa que entró en vigor en 2002, que ha reducido el número de instalaciones de 6.000 a 1.000.

Este ajuste se debe, según Ignacio Juárez, gerente del Centro de Seguridad Vial de Mapfre (Cesvimap) en Ávila, a que la ley ha contribuido a hacer más transparente el negocio. El reciclado de automóviles ha sido analizado el 15 de noviembre, en la Cátedra Cesvimap, que dentro de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha abordado también el objetivo de alcanzar el 85% de materiales reciclados de un vehículo.

En la jornada se presentaron los resultados de una investigación llevada a cabo en colaboración con la UCAV y financiada por Fundación Mapfre sobre el cálculo del impacto medioambiental en el reciclado de vehículos.
[-]

 

Desguaces en plena crisis
[leer noticia]
Mientras disminuye la actividad en los talleres y concesionarios, el volumen de ventas de los desguaces crece hasta un 20% en plena crisis. Casi la mitad de los coches no circularían si no fuera gracias a las piezas de segunda mano.

No obstante, particulares, talleres e incluso compañías de seguro han visto en los desguaces una forma de ahorrar en las reparaciones. Una pieza usada puede costar alrededor de una cuarta parte de la original.

Muchas veces es el propio cliente el que solicita que la reparación se realice con recambios de segunda mano, y otras el propio taller ofrece al usuario esta posibilidad. Eso sí, siempre que el dueño del vehículo esté de acuerdo y el elemento a sustituir no comprometa la seguridad del vehículo. Las piezas más buscadas en los desguaces son las de carrocería y algunas cuyo precio original es muy elevado, como los motores.

Cuando es el propio cliente el que lleva el recambio al taller para que los mecánicos lo sustituyan, desde Atarvez recomiendan a sus asociados que lo hagan constar en la factura y se aseguren de que la pieza se encuentra en buenas condiciones: “Así podrán evitar cualquier problema si el recambio resulta defectuoso”.
[-]